miércoles, 1 de septiembre de 2010

BIENVENIDOS A UN NUEVO CURSO

Comenzamos con un sentimiento de tristeza y frustración por las más de cincuenta escuelas que sufrieron la subasta en julio pasado......


UN NUEVO CURSO…

Sí, lleno de ilusión, de ganas, de compromiso con la Educación Infantil, pero también lleno de incógnitas, de frustración por lo perdido, por la falta de sensibilidad ante los derechos y necesidades de los niños y niñas más pequeños, por la ausencia de compromiso con la atención a la infancia que demuestra la Comunidad de Madrid, cuando debería ser la más preocupada (porque es la única que tiene las competencias para hacerlo) por ofrecer a los niños y niñas la mejor Educación Infantil, la que tenían hasta el año 2008 y mejorarla.

Sin embargo, curso tras curso la deteriora, la abandona y la privatiza, no para hacerla mejor y ofrecer más calidad, solamente para hacerla más barata, aunque ello empeore la atención a los niños, su alimentación y las condiciones de trabajo de sus profesionales. El curso que ahora comienza no va a ser fácil.

Sabemos que NO nos encontraremos con casi 500 compañeras y compañeros que fueron expulsados de sus centros, en el mes de julio, porque éstos salieron a “subasta” y perdieron. Tenían buenos proyectos educativos pero eso no le importó a la Consejería de Educación, sólo quería que le saliera “barato”, gratis a ser posible, aunque fuese a costa de los niños y de la precariedad extrema del empleo de los profesionales.

Nos preguntamos ¿por qué sólo se plantean ahorrar rebajando la calidad de la Educación Infantil y precarizando, aún más, las condiciones laborales de los profesionales del sector, cuando hay tantas y tantas partidas económicas en las que el despilfarro es evidente y que no se tocan?

Sabemos que nadie va a responder a éstas u otras preguntas; se negará la mayor y una vez más la Consejera saldrá diciendo: “la calidad en las escuelas es la misma de siempre”.

Nosotros que creemos que la Educación Infantil es un derecho de los niños, que llevamos en esto muchos años, decimos que no, que la calidad no es la misma, ni parecida, que año tras año se la ha venido atacando, reduciendo, hurtando a los niños ese derecho y, a sus familias, la información de lo que ha de ser un servicio público de educación de calidad para sus hijos.

Por esto entendemos que no podemos quedarnos sin hacer nada. Es necesario que sigamos peleando por:

- Defender una educación de calidad para toda la etapa 0 – 6.

- Reclamar respeto a nuestra dignidad como profesionales.

- Que desaparezcan los decretos de mínimos y de financiación del 2008.

- Que la creación (aumento) de plazas y centros no se haga a costa de empeorar lo que existe.

- Porque las familias puedan ejercer su derecho a intervenir en la escuela, en relación a la educación de sus hijos.

- Conseguir que la Red Pública de Escuelas Infantiles y Casas de Niños sea de verdad pública.



2 comentarios:

angela dijo...

Una vez mas estais ahi, preocupadas por este sector, pero yo, a parte de la preuocupación, estoy triste y no se me ocurre como trabajar en nas condiciones cada vez mas precarias. Los niños y niñas no se merecen esto, ni sus familias y por supuesto nosotras las que día a día comprobamos nuestra impotencia para conseguir mejoras....en fin estoy desanimada. Espero poder animarme y poder gritar en algún sitio todos juntos. Que sea pronto. Gracias

Vanessa dijo...

A pesar del aplastamiento,por parte de la Consejería de Educación, de acabar y aniquiliar con la Ed Infantil que debe ser... aún sigue existiendo una gran parte de la población que desconoce lo que está ocurriendo en este sector... no es sóloInfantil esto va mucho más allá...pero parece ser que para muchos es mejor vivir en la ignorancia que pelearse por una eduación que contemple el desarrollo global de cada una de las personitas que tenemos en nuestras manos, el futuro de nuestra sociedad, el futuri que tan mal estamos cuidando, que tan poco estamos escuchando y a quién muchos dan la espalda. A pesar de encontrar muchos obstáculos en la defensa de lo que creemos..., el unirnos para seguir haciéndonos escuchar nos dará ña energía y el ánimo que necesitamos para continuar hacia delante